cintiasmblog@gmail.com

miércoles, 1 de junio de 2016

El día de nuestra boda

¡Hola a todos! Hacía tiempo que no pasaba por aquí y lo echaba de menos :)

Vengo para contaros que hoy hace 3 años que tomé la mejor decisión de mi vida, y es que me casé con el mejor hombre que conozco!!
Llevábamos 5 años de novios cuando me lo pidió, y no pude ser más feliz. Aunque, claro está, que se te vienen un montón de preguntas y dudas al respecto. La gente decía que éramos muy jóvenes (no mucho más que nuestros padres cuando dieron ese paso), que estábamos locos por lo que íbamos a hacer, que de qué íbamos a vivir y que teníamos que disfrutar más del tiempo ahora que podíamos...
Una cosa teníamos clara, queríamos estar juntos toda la vida y formar una familia.

Fue uno de los días más felices de mi vida. Los meses de preparación se pasaban super rápido y a la vez parecía que el momento no iba a llegar. ¡Nos pasó de todo! los típicos problemas que tiene cualquier pareja de novios a la hora de elegir catering, organización de mesas, trajes... pero lo que no podíamos imaginar es que a tan sólo 15 días de la boda todo se fuera al ¨garete¨. la dueña del recinto donde íbamos a celebrar el convite no paraba de poner problemas y al final decidió echarse atrás, así que toda la organización que teníamos hecha no sirvió de nada.
¡Nos pudo el pánico! no sabíamos que hacer y me quedé bloqueada; ¿dónde íbamos a encontrar un sitio para celebrar la boda a tan pocos días? Parecía que nuestro sueño no se iba a cumplir. Pero mi padre reaccionó al momento (algo un poco ilógico en él -con todo el cariño del mundo xD), cogió el teléfono y llamó al lugar donde años atrás ellos mismos celebraron las bodas de plata. Lo gestionó todo en un momento y no podíamos creer lo que estaba a punto de pasar, el único día que tenían libre era el mismo día de nuestra boda, todo los demás días ya estaban reservados. Nos faltó tiempo para ir a reunirnos con ellos y hablar de todos los detalles.

¡No pudo salir mejor! mejor incluso si hubiéramos estado preparando la boda un año entero. El trato que nos dieron fue espectacular, la comida buenísima y nada cara por cierto, nos dieron carta blanca para hacer y deshacer a nuestro antojo. La gente quedó encantada y no se lo pudo pasar mejor, ya que hicimos que todos participaran en juegos, bailaran y formaran parte de nuestra alegría.

Sin duda, un gran día para recordar y con una gran lección: a veces las cosas ocurren porque sí, y aunque en ese momento veamos que es lo peor que nos podía haber pasado, con el tiempo ves que fue el mejor camino por el que pudiste ir.

Os dejo unas fotos para que les echéis un vistazo, y nos vemos pronto. Muackk
¡ Espero que os gusten!







 


Casa Federíco García Lorca





1 comentario:

  1. Enhorabuena mi vida, no se puede explicar mejor aquel maravilloso día. Te amo

    ResponderEliminar