cintiasmblog@gmail.com

jueves, 9 de junio de 2016

Aceite del Árbol del Té

¡Hola a todos!
Hoy vengo a hablaros sobre el aceite del arbol del té. Este aceite tiene numerosos beneficios para el acné, los hongos, la candidiasis o los piojos.
Durante siglos se ha empleado por todas sus propiedades medicinales. A día de hoy, se ha ganado un hueco dentro del cuidado personal, ya que lo más conocidos son el aceite de oliva, jojoba, argán y aloe.




¿Para que sirve el aceite del té?


  • Es antimicrobiano. Combate todo tipo de microorganismos, ya sean bacteria y hongos. Por eso es un remedio natural famoso en la infección del pie de atleta (infección micótica producida por hongos dermatofitos -que se alimentan de queratina- o por levaduras. Afecta los pliegues interdigitales, la planta o los bordes del pie).
  • Se emplea como anti-viral en casos de constipados y catarros, gripes o dolores de garganta y otitis.
  • En dermatología, al igual que ocurre con el de argán, lo recomiendan para tratar os granitos del acné leve (antes de usarlo consulta a tu médico)
  • Cicatrizante. Como la rosa mosqueta, el aceite del árbol del té favorece a la cicatrización de heridas, ayudando también a su desinfección (nunca se debe aplicar sobre una herida abierta)
  • En verrugas. Podría reducir su tamaño a largo plazo.
  • Regula la producción de sebo. Ayuda a mantener la hidratación natural del cutis y el cabello, sobre todo en pieles secas y muy secas. No es recomendable para pieles y cabellos demasiados grasos.
  • Efectivo en tratamientos contra los piojos.
  • Algunas personas lo usan en sus mascotas para eliminar las garrapatas o las pulgas.

¿Cómo se aplica?

El método más común es, directamente, sobre la piel. Tan solo hay que aplicar unas gotas del aceite en las yemas de los dedos índice y corazón y masajear con movimientos circulares hasta su total absorción (sin decir, claro está, que tendremos que tener rostro y manos limpios). Para tratar el acné habrá que depositar una gota del aceite en cada granito y dejar actuar.
Para los piojos y liendres se aplicará antes de la ducha, se añade un poco de aceite y se distribuye por el cabello. Dejar actuar media hora y retirarlo bien con el champú habitual para que el cabello no quede graso.
Para un masaje corporal, la mezcla ideal sería aceite del árbol del té con aceite de almendras dulces, ya que éste cuida las pieles más sensibles.



Este aceite se obtiene a través de procesos industriales muy cuidados para mantener sus propiedades esenciales. El método principal es la extracción a través de la destilación al vapor, con alambiques. De esta forma se consigue separar el aceite puro de las demás impurezas. El rendimiento de la obtención es bajo, ya que se pueden llegar a conseguir unos 9 litros de aceite puro por cada 1000 Kg de árbol del té recolectado.


Como cualquier otro extracto oleoso medicinal, debes conocer sus contraindicaciones. Si padeces alergia a plantas o vegetales es posible que puedas desarrollar reacciones histamínicas. Puede ocasionar pequeñas irritaciones por uso tópico. Para evitarlo, dilúyelo en otros aceites, como el de jojoba o coco, Si tienes la piel muy sensible hazlo con aceite de almendras.
En cuanto al uso interno, no lo ingieras bajo ningún concepto.

Debo decir, que en mi caso personal, sólo lo he probado para tratar los "dichosos" granitos y en el cabello. En referencia a los granos puedo decir que cumple su función, ya que los seca mucho más rápido y desaparecerán antes de lo normal.

Si te preguntas dónde se consigue, puedes encontrarlo en herbolarios y farmacias, a precios competitivos.
Espero que os haya servido de ayuda y me digáis si lo habéis probado.

¡No vemos pronto! Muackss

No hay comentarios:

Publicar un comentario